viernes, 18 de febrero de 2011

RABIA

Atraviesa el pórtico
bate alas en mi estómago
lo ahoga y atraviesa
y comprime la sien
duele en la frente.
Por encima de los ojos punza
y vuelve espumarajo la boca.
Duele piernas y costillas
rodillas y hombros
agrieta la cintura
estruja el corazón
luego se marcha.
Ajado retorno al vientre,
desordenada cama.
Encojo el cuerpo ínfimo
estrujando pecho con piernas,
así no duele tanto.
Árido sobrevivo la estocada. 
MARIO A. ALONSO

2 comentarios:

  1. Está muy bueno sobrevivir a las estocadas.
    Con mi abrazo.
    d.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Diana por este encuentro y por tus palabras.

    ResponderEliminar