viernes, 30 de diciembre de 2011

DE PESCADORES ENAMORADOS

DE PESCADORES ENAMORADOS
Mario A. Alonso

El sol caía a pique en aquella isla cortada en dos por la línea del Ecuador.
Uein apresuraba la carga de espineles en la pequeña embarcación, decidido a comenzar una travesía de algunos días alrededor del archipielago. Jamás imaginó que aquel no sería un viaje más.
Desde la orilla podía divisar en el horizonte la silueta de la primera isla que debía bordear, “Kuria”. Aquella parte del atolón era rico en peces, sobre todo de la especie “Dorada” (Sparus aurata).
Pero Uein buscaba otros peces, los más grandes, aquellos que le acarreban buen rédito, y esos se encontraban en alta mar.
Su padre, Temaei Tontaake, le había enseñado el arte de pescar “en araña”, un tipo de pesca extremadamente peligroso.
En tanto acomodaba los bártulos, Uein recordaba el profundo temor que lo embargaba en las primeras salidas junto a Temaei, cuando éste aferrado al lastre atado a la embarcación, se dejaba caer hacia el fondo del mar hasta alcanzar veinte o veinticinco metros. Una vez agotado el sedal que lo mantenía unido a la barcaza, permanecía inmóvil boca abajo en aquella posición que semejaba una araña. En esa postura era un plato atractivo para los depredadores que se lanzaban contra ese "cebo", momento en que Temaei les disparaba el arpón.
Atunes y medregales eran las piezas preferidas. Debido a su voracidad no advertían la trampa hasta una fracción de segundos antes de que la lanza les atravesara el cuerpo. Una antigua técnica nacida de la observación de los propios peces.
Asi lo haría durante los próximos días.

A unos metros de la costa dejó la pequeña barca al garete, con un ancla de arrastre o ancla de capa. De esta manera el bote flota siguiendo las corrientes sujeto apenas por el artilugio, en tanto Uein se dejaba caer atado a la cuerda hacia la negritud del mar, a la espera de un gran pez hambriento.
Hoy era él, quien en solitario enfrentaba la oscuridad de las profundidades.
Descendía lentamente, recordando el modo en que aprendió que la apnea viene con el tiempo y no sólo con práctica.
Había advertido los cambios fisiológicos en el organismo y manejaba perfectamente el ajuste al stress del nuevo ambiente submarino.
No sentía temor ya y tomaba las cosas tranquilamente, relajandose para poder bajar la proporción de latidos del corazón. Todo aquello era una reacción inconciente. A medida que bajaba distraía su mente concentrado en otras cosas. Hoy pensaba en Teresia, Teresia Teaiwa. Pensaba en su cabello y sus ojos, tan negros como aquellas profundidades, recordaba también la boca y el modo en que se besaban.
Teresia era la esposa de Sie Teeta. Era bastante más jóven que Uein que era amigo de su padre.
Con el suave tirón que indica el fin de la caída y del cordel que lo sujeta rememora la tarde en que Teresia le confesó su amor. Fue entonces que comenzaron una aventura que les llenaba las tardes de amor y adrenalina.
Forzando un poco la vista pudo advertir un sombra grande que lo sacó por un momento de sus cavilaciones. No alcanzó a obeservar de que se trataba, pero llamó su atención la velocidad de aquella critaura marina.
En poco tiempo debería subir a tomar aire. Era el momento en que más expuesto estaría.
La boca de Teresia volvío a su memoria, el modo en que se besaron aquella vez en casa de ella, antes de hacerse el amor intensamente en cada rincón. En las sillas y las mesas, en la cocina, en cada vericueto se besaron explorandose el cuerpo.
Subía ahora Uein con la cabeza llena de imágenes deliciosas, la voz de Teresia le suspiraba aquella poesía que decía:

      Si yo fuese un coco
tu serías agua salada
en la calma o en tormenta
yo podría flotar siempre contigo
respirar en ti
hasta que encuentres agua fresca
y entonces me hundiría,
me hundiría,
me hundiría
si yo fuera un coco
y tú fueras agua salada
cuando encuentres agua fresca
me hundiría,
me hundiría,
me hundiría
y dicen los sabios que no me ahogaré.

El sol estaba en retirada, y es esa la hora en que tiburones y calamares gigantes salen en busca de comida.
Aquella maraña de tentáculos lo alcanzó a pocos metros de la superficie, cuando el oxígeno gastado comenzaba a envenenar la sangre.
Uein acariciaba aún las piernas y la espalda morena de Teresia cuando el calamar gigante lo hundía definitivamente en las cálidas aguas del mar de Kiribati.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Esta no será una navidad feliz



Esta no será una navidad feliz.
Mario A. Alonso
El año suma muchos acontecimientos que hacen de ésta una de mis peores fiestas.

Tengo compañeros presos, lejanos, y no podré siquiera saludarlos.
Tengo  compañeros muertos, también lejanos, murieron por mí y ya no es posible agradecerles.
Los hijos de mis hermanos mueren de hambre, y tengo el tiempo acotado para lograr igualdades.
Mi pueblo está dormido e insensible a lo que nos está pasando.
Esta no va a ser una noche buena, mucho menos mi mejor fiesta.
Más de cien familias recibirán la navidad durmiendo en la plaza de mi pueblo, reclamando lo que es justo y les corresponde después de muchos años de trabajo en el municipio; la estabilidad laboral.
El mal gobierno municipal decidió dar por tierra con el decreto que los dejaba en planta, la jueza Rossi le dió sustento a la decisión; y mas allá de las culpas que se esgrimen, lo cierto es que noventa y seis mujeres y quince hombres, en su mayoría sostenes de familia hoy están tirados en la calle.
Paradójicamente, nunca pudimos ver la cara del intendente, quién como antes de las elecciones, se mantiene ajeno a la realidad de Chos Malal y maneja el conflicto por control remoto.
Según el secretario de gobierno, no hay dinero... ni en el municipio, ni en la provincia. ¡Que sin sentido para una provincia que recibe casi la misma coparticipación de la provincia de Mendoza y cuenta con la tercera parte de habitantes!
No hay dinero para quienes ganan entre $500 y $1.500.
No hay para pagarles un sueldo miserable de $2.500.
Sin embargo, según los medios oficiales, al menos un centenar de funcionarios políticos recibirá un fuerte incremento salarial a partir del 10 de diciembre, en valores que van desde el 99% al 77%.
Los ministros pasarán de los 9.800 pesos actuales a poco menos de 20.000 pesos de bolsillo (23.275 de bruto), descontado el Impuesto a las Ganancias que se aplica a este tipo valores y otras cargas.
También se le dió estabilidad a toda la planta política que se desempeñaban en el ministerio de desarrollo territorial.

NOS DICEN QUE NO HAY PLATA...
DEBE SER QUE PARA LOS POBRES NUNCA HAY PLATA

Ahí estaremos acompañandol@s compañer@s.
¡¡PASE A PLANTA DE LOS CIENTO ONCE YA!!

lunes, 19 de diciembre de 2011

LEY ANTI-PROTESTA SOCIAL



LEY ANTI-PROTESTA SOCIAL

La Cámara de Diputados dio media sanción a una ley que legitima la criminalización de la protesta social


Primer informe de la Asesoría Jurídica Nacional de la CTA

El día jueves 15 de diciembre la Cámara de Diputados dio media sanción a un proyecto que, de ser aprobado por el Senado, tendrá gravísimas consecuencias para el ejercicio de la protesta social en el país.

El proyecto incorpora al Código Penal una nueva agravante para cualquier delito que fuera cometido con la finalidad de generar terror en la población o de obligar a un gobierno a adoptar o abstenerse de tomar determinada decisión. En estos casos se eleva la pena aplicable al doble de la pena mínima y de la máxima.

La excusa de este proyecto es prevenir, investigar y sancionar actividades delictivas con finalidad “terrorista”. Sin embargo, la amplitud con que se definen dichas finalidades es enorme, por lo que la gran mayoría de las acciones de protesta social podrán, potencialmente, ser calificadas como “terroristas” o encuadrar dentro de las previsiones de esta ley.

No se trata de una preocupación en abstracto. Leyes muy similares a estas se utilizan habitualmente en Chile, para acusar por terrorismo a los miembros de las comunidades mapuches que luchan por la defensa de su territorio y de sus costumbres.

Entre las situaciones absurdas por lo ilógico, pero extremadamente graves por sus consecuencias en la práctica pueden citarse las siguientes: • Actualmente la pena prevista por una usurpación es de 6 meses a 3 años, pero si se considera que tiene una finalidad terrorista (por ejemplo, para frenar procesos de desmonte) la pena pasaría a ser de 1 a 6 años, introduciendo así el riesgo de la prisión efectiva; • Este proyecto implicaría nuevas desproporciones en la escala penal: “por ejemplo, quien cometiera un hurto en el contexto de una conmoción pública podría recibir una condena mayor que la que corresponde a un policía que ocasionara torturas”.

Esta reforma genera condiciones para una mayor criminalización de la protesta social, ya que amplía las figuras penales y aumenta notablemente las penas respecto de actos que constituyen la sustancia de las estrategias de reivindicación de derechos en la práctica. Los piquetes, las movilizaciones, las huelgas con permanencia en el establecimiento, la resistencia a desalojos, entre otros, quedarán sujetos a la eventualidad de que un juez los califique como “terroristas”.

En la actualidad numerosos dirigentes sociales enfrentan causas penales como consecuencia del legítimo ejercicio de los derechos constitucionales. De ello pueden dar cuenta, entre muchos otros, los trabajadores del Ferrocarril Sarmiento en Buenos Aires, los trabajadores de la empresa Kraft – Terrabusi en la provincia de Buenos Aires, los trabajadores estatales de la provincia de Mendoza, los trabajadores docentes de la provincia de Santa Cruz, los trabajadores del azúcar de la provincia de Salta. De sancionarse este proyecto, quienes realicen acciones similares deberán enfrentar, potencialmente, la acusación como “terroristas”.

Desde el Gobierno Nacional se ha sostenido que durante la última década los luchadores sociales no han debido enfrentarse a la justicia penal. Los ejemplos citados anteriormente desmienten esta afirmación. Y aún así, cabe destacar que esta ley trascenderá los límites del actual gobierno, y de ser aprobada se transformará en una herramienta formidable de todas aquellas autoridades estatales que quieran limitar la protesta social.

Este proyecto fue enviado por el Poder Ejecutivo Nacional en el mes de octubre de 2011, como respuesta a las exigencias del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) como condición para considerar a nuestro país como un destino seguro de Inversiones Externas Directas .

Es decir, el Estado Nacional está privilegiando, en este punto, sus relaciones con el poder financiero internacional por sobre el ejercicio de las acciones de protesta social que puedan llevar adelante todo tipo de organizaciones sociales en nuestro país (sindicatos, organizaciones de campesinos y pueblos originarios, organismos de derechos humanos, movimientos sociales), precisamente aquellas que, desde 1976 en adelante, han sido quienes han encabezado los procesos de resistencia popular ante la profundización de los programas de ajuste.

El análisis detallado de esta ley podrá ser abordado en trabajos posteriores. Sin embargo, entendemos que resulta necesario estar atentos a la posible sanción de esta ley por parte del Congreso Nacional, y extremar las acciones tendientes a evitar dicha sanción.

lunes, 12 de diciembre de 2011

NOCTURNO


NOCTURNO
Mario A. Alonso



Corta el filo de la noche.

Hunde el diente en la carne lastimada.

Monstruo voraz se empecina conmigo.

Ve la herida y se aprovecha.

Muerde la noche y corta su filo.

Cuando advierte mi cansancio.

COSECHANDO ESTRELLAS


COSECHANDO ESTRELLAS


"Y ellas, ¿nos espían? Esos fulgores de la noche, ¿son ojos que noche a noche nos miran?
¿O son bocas? ¿Bocas abiertas por el asombro, que tiemblan de miedo? Los astrónomos no se atreven a decirlo, pero las más recientes investigaciones han probado que las estrellas están cada vez más atónitas y tembleques. Van del estupor al pánico: ellas no consiguen entender cómo sigue dando vueltas, todavía vivo, este mundo nuestro, tan fervorosamente dedicado a su propia aniquilación, donde no hay duda más rentable que el crimen ni nada más exitoso que la estupidez. Y se estremecen de susto, porque han visto que ya andamos invadiendo otros astros del cielo.”
EDUARDO GALEANO


Están los que creen que las estrellas fugaces y los cometas son la misma cosa, yo puedo explicarles que no es así.
Solo la noche duerme con millones de ojos abiertos.
Mario Angel Alonso

Salté el cerco de la noche para cosechar estrellas. 
Caminé de puntas el sendero empinado para no despertar ni a la noche, ni a ellas y cuidadosamente, una a una las fui recogiendo y guardando en la negra bolsa. 
Algunas hicieron ruiditos cuando llegaron al fondo del saco y tropezaron con las otras estrellas de cristal, esas que en las noches de invierno brillan tan fuerte que parecen faros en la eterna negritud. 
Hubieron las que se encendieron camino al fondo, las estrellas vagabundas, las fugaces, duraron apenas unos segundos antes de acabar desintegrándose ante mis ojos para perdurar eternas en la memoria. 
Una prima hermana de éstas es aquella que nunca alcancé, una que pasó delante mío y se desvaneció como cualquier estrella fugitiva pero luego regresó. 
Y así cada tantas noches volvió a pasar. 
Con el tiempo descubrí que era un cometa, veloz y asombroso que nunca dejó de andar el universo. 
Alumbra cortando en dos el horizonte cada vez que lo espero.
Yo le cuento mis deseos.





domingo, 11 de diciembre de 2011

DOS DE UN JOVEN RUBEN BLADES... ¡Disfrutenlo!


DOS DE UN JOVEN RUBEN BLADES... ¡Disfrutenlo!
Ruben Blades

Decisiones

La ex-señorita no ha decidido qué hacer.
En su clase de Geografía, la maestra habla de Turquía
mientras que la susodicha
sólo piensa en su desdicha y en su dilema;
¡Ay, qué problema!
En casa, el novio ensaya qué va a decir,
seguro que va a morir cuando los padres se enteren.
Y aunque él, otra solución prefiere, no llega a esa decisión
porque esperar es mejor, a ver si la regla viene.
Decisiones (Ave María), cada día (Si señor).
Alguien pierde, alguien gana ¡Ave María!
Decisiones, todo cuesta.
Salgan y hagan sus apuestas,
¡Ciudadanía!
El señor de la casa de alquiler,
a pesar de que ya tiene mujer,
ha decidido tener una aventura (A lo casanova);
y le ha propuesto a una vecina que es casada,
de la manera más vulgar y descarada
que, cuando su marido, al trabajo se haya ido
lo llame para él ser su enamorado.
La señora, que no es boba,
se lo cuenta a su marido
y el bravo decide, cómo no, invitar al atrevido
y ella lo cita, cual lo acordado.
Y el vecino sale todo perfumado,
con ropa limpia que su esposa le ha planchado,
y trae una flor que se encontró en el tendedero (A lo "LoveStory").
Dentro en casa de la vecina está el marido,
indeciso sobre dónde dar primero,
con un bate de beisbol del extranjero.
Y suena el timbre, rin-rin (y no es el Gran Combo),
comienza la segunda del noveno.
Decisiones (Ya pa' qué), cada día (Tu verás).
Alguien pierde, alguien gana
¡Ave María!
Decisiones, todo cuesta.
Salgan y hagan sus apuestas,
¡Ciudadanía!
El borracho está convencido
que a él el alcohol no le afecta los sentidos,
por el contrario, que sus reflejos son
mucho más claros y tiene más control.
Por eso hunde el pie en el acelerador
y sube el volumen de la radio para sentirse mejor (bienchevere),
y cuando la luz cambiando a amarilla,
las ruedas del carro chillan y el tipo se cree un James Bond;
decide la luz del semáforo comerse
y no ve el truck aparecerse en la oscuridad.
Pito, choque y la pregunta "¿Qué pasho?"
"Pa' la eternidad"
(Persígnate Brother)
Decisiones, cada día.
Alguien pierde, alguien gana
¡Ave María!
Decisiones, todo cuesta (Persígnate).
Salgan y hagan sus apuestas,
¡Ciudadanía!
__________________________________________
PLASTICO

Ella era una chica plstica de esas que veo por ahi
De esas que cuando se agitan sudan chanel number three
Que sueñan casarse con un doctor
Pues el puede mantenerlas mejor
No le hablan a nadie si no es su igual
A menos que sea un fulano de tal
Son lindas delgadas de buen vestir
De mirada esquiva y falso reir

El era un muchacho plstico de esos que veo por ahi
Con la peinilla en la mano y cara de yo no fui
De los que por tema en conversacion
discuten que marca de carro es mejor
De los que prefieren el no comer
Por las apariencias que hay que tener
Pa andar elegantes y asi poder una chica plastica recoger

Que fallo

Era una pareja plastica de esas que veo por ahi
El pensando sol en dinero
Ella en la boda en Paris
Aparentando lo que no son
Viviendo en un mundo de pura ilusion
Diciendo a su hijo de cinco años
No juegues con niños de color extraño
Ahogados en deudas para mantener
Su estatus social en boda o hotel

Que fallo

Era una ciudad de plastico de esas que no quiero ver
De edificios cancerosos y un corazon de oro ver
Donde en ves de un sol amanece un dolar
Donde nadie rie donde nadie llora
Con gente de rostros de polister
Que escuchan sin oir y miran sin ver
Gente que vendio por comodidad
Su razon de ser y su libertad

Oye latino oye hermano oye amigo
Nunca vendas tu destino por el oro ni la comodidad
Nunca descanses pues nos falta andar bastante
Vamos todos adelante para juntos terminar
Con la ignorancia que nos trae sugestionados
Con modelos importados que no son la solucion

No te dejes confundir
Busca el fondo y su razón
Recuerda se ven las caras
Pero nunca el corazón
No te dejes confundir
Busca el fondo y su razón
Recuerda se ven las caras
y jamas el corazón
Recuerda se ven las caras
y jamas el corazón

CORO: Se ven las caras, se ven las caras, vay, pero nunca el corazón.

Del plovo venimos todos y ahi regresaremos como dice la canción.

CORO: Se ven las caras, se ven las caras, vay, pero nunca el corazón.

Recuerda que el plastico se derrite, si la de de lleno el sol.

CORO: Se ven las caras, se ven las caras, vay, pero nunca el corazón.

CORO: Se ven las caras, se ven las caras, vay, pero nunca el corazón.

Estudia, trabaja y se gente primero alli está la salvación.

CORO: Se ven las caras, se ven las caras, vay, pero nunca el corazón.

Pero que mira mira no te dejes confundir, busca el fondo y su razón

CORO: Se ven las caras, se ven las caras, vay, pero nunca el corazón.

Pa' lante, pa' lante, pa' lante, pa' lante, pa' lante y asi seguiremos unidos y al final venceremos.

CORO: Se ven las caras, se ven las caras, vay, pero nunca el corazón.

Pero señoras y señores, en medio del plastico también se ven las caras de esperanza, se ven las caras que trabajan por una Latinoamerica uniday por un mañana de esperanza y de libertad.

viernes, 9 de diciembre de 2011

 SOY 
Mario A. Alonso

Soy espacio, silencio, lluvia, trueno, rayo, sol y sombras.
Niño, pueblo, calle, casas, padre, madre, campo y tierra.
Placer, dolor, canción, amor, odio, hombre y niño.
Y soy mi Dios que acecha agazapado en un espacio oculto de la razón.

jueves, 8 de diciembre de 2011

DIEGO RIVERA - México - 8-12-1886 — 24-11-1957

DIEGO RIVERA

8 de diciembre de 1886 — México, 24 de noviembre de 1957

Considerado uno de los principales muralistas de su país. Estudió por espacio de quince años (1907-1922) en varios países de Europa (en especial, España, Francia e Italia), donde se interesó por el arte de vanguardia y abandonó el academicismo. 
Identificado con los ideales revolucionarios de su patria, Rivera volvió desde tierras italianas a México (1922), en un momento en que la revolución parecía consolidada. Junto con David Alfaro Siqueiros se dedicó a estudiar en profundidad el arte maya y azteca, que influirían de forma significativa en su obra posterior. En colaboración con otros destacados artistas mexicanos del momento (como el propio Siqueiros y Orozco), fundó el sindicato de pintores, del que surgiría el movimiento muralista mexicano, de profunda raíz indigenista. 
Durante la década de los años 20 recibió numerosos encargos del gobierno de su país para realizar grandes composiciones murales (Palacio de Cortés en Cuernavaca, Palacio Nacional y Palacio de las Bellas Artes de Ciudad de México, Escuela Nacional de Agricultura en Chapingo) en las que Rivera abandonó las corrientes artísticas del momento para crear un estilo nacional que reflejara la historia del pueblo mexicano, desde la época precolombina hasta la Revolución, con escenas de un realismo vigoroso y popular, y de colores vivos. En este sentido, son famosas, por ejemplo, las escenas que evocan la presencia de Hernán Cortés en tierras mexicanas (por ejemplo, la llegada del conquistador a las costas de Veracruz, o su encuentro en Tenochtitlán con el soberano azteca Moctezuma II). 
Artista comprometido políticamente, Rivera reflejó su adhesión a la causa socialista en sus propias realizaciones murales y fue uno de los fundadores del Partido Comunista Mexicano. Visitó la Unión Soviética en 1927-28, y, de nuevo en México, se casó con la pintora Frida Kahlo, que había sido su modelo.


En la década de 1930 marchó a Estados Unidos, donde puso su arte al servicio de la exaltación del maquinismo; realizó diversas exposiciones y pintó grandes murales en las ciudades de San Francisco, Detroit -decoración del Instituto de Arte de Detroit (1932)- y Nueva York -Rockefeller Center (1933), que fue rechazada por sus contenidos socialistas.

De 1936 a 1940 Rivera se dedicó especialmente a la pintura de paisajes y retratos. Ensayista y polémico, publicó junto a André Breton un Manifeste pour l'Art Révolutionnaire (1938). Por otro lado, este gran pintor mexicano legó a su país una destacada colección de figuras indígenas que instaló en su casa museo, llamada el Anacahualli.

jueves, 1 de diciembre de 2011

DE MI PUEBLO - Mario A. Alonso

DE MI PUEBLO
Mario A. Alonso

Extraño la luz del invierno
colando helado las ramas.
El silencio de la noche,
los perros que ladran.
Los extraños que caminan sin rumbo,
solos, taciturnos, desiertos, abandonados.
Extraño la luz cenital de las esquinas,
el bache de mi calle que no es mía,
el aroma de las cuadras en las panaderías.
Extraño mi aldea y el humo de las chimeneas,
a quienes se ocultan del frío en sus catreras,
y a los borrachos que abandonan la botella.
Te extraño a vos y a las estrellas.
Extraño.
Todo extraño.
Todo que sin la suma del todo
es nada.

RECUERDO

RECUERDO
Mario A. Alonso

Pega y me traspasa un ala,
transfiere el dolor al alma
y sume la substancia
aprieta y calma.
Late el corazón hechizado
flecha al centro envenenada
partiendo el soy que no soy,
blandiendo el arma.
Mi corazón débil grita,
y tu recuerdo,
aprieta el pecho .

VENGO DEL PLACARD DE OTRO - Divididos

VENGO DEL PLACARD DE OTRO
Divididos

Llueve y no me beses
Porque me destiño de tu boca
Porque te apunto con la trompa
Le erró y no me la banco.

Vengo a vela con el mal del cagón
Me tropiezo con mis piernas
Gambeteando gente
Vengo del placard de otro.

Sigue lloviendo en esta esquina
Pero esas sombras no se mojan
Por este amor de calle abajo
Volver en bondi es la que queda.

Vengo a vela con el mal de cagón
Me tropiezo con mis piernas
Gambeteando gente
Vengo del placard de otro.

NOS MATAN, SIEMPRE NOS MATAN - Teodoro, un guaraní-kaiowa demasiado joven para morir

Teodoro, un guaraní-kaiowa demasiado joven para morir 

Teodoro Ricarte, joven guaraní asesinado durante la recuperación de tierras indígenas, dejó atrás sus sueños, pero su espíritu se reunirá con sus antepasados ​​en las tierras que habitan.

Teodoro es sepultado en su tierra ancestral
TEXTO Y FOTOS: MARIA PENA
TRADUCCIÓN: CÉSAR ORTEGA

Mato Grosso do Sul, Brasil.  Teodoro Ricarte tenía casi 34 años cuando fue golpeado y apuñalado hasta la muerte. Dejó a su esposa, a sus tres hijos – el mayor tiene sólo 12 años – y sus dos hermanas.  Era el único hombre de la familia, cuyos miembros se quedaron “guaxo”, como se llama a los huérfanos en guaraní.
En 2009, Teodoro decidió acompañar al cacique y a los principales líderes en la recuperación de las tierras de sus antepasados. Se llevó con él a toda su familia para volver a vivir allí y reivindicar la demarcación de las tierras indígenas de Ypo’i, el mismo lugar donde sus abuelos y su madre habían nacido. La lucha se daría a tres haciendas que ocupan el área, situada en la región de Paranhos, Mato Grosso do Sul.
Fue por la búsqueda de un futuro mejor que decidió dejar junto con su familia la reserva de Pirajuí, creada por el gobierno a principios del siglo XX y adonde muchas familias fueron llevadas – por la fuerza, en gran medida. El trabajo de Teodoro como jornalero en las haciendas de la región le permitía conseguir algunos artículos de subsistencia, como sal y jabón. Muy apegado a sus hermanas, dividía con ellas esas pocas compras, además de los productos de la caza.  No sólo eso, con ellas también compartía el fuego y todo lo que ello implica.
Con la recuperación, Teodoro decía a sus hermanas que haría tres grandes casas para que vivieran juntos, con un gran área de cultivo para garantizar su subsistencia y la de sus hijos. Soñó también con ser ñanderu, rezador, y se estaba preparando para ello. Como ñanderu, andaba siempre sin armas, y desarmado estaba cuando fue asesinado.
Volvía a la comunidad de Ypo’i al atardecer en compañía de dos personas. Para llegar al área recuperada, donde el grupo permanece por una decisión judicial, es necesario atravesar la hacienda Cabeza de buey, una de las tres que se encuentran en el área reclamada, actualmente a la espera de la conclusión de los trabajos de identificación realizados por la Fundación Nacional del Indio (FUNAI).
Cuentan que en ese recorrido, aún dentro de la hacienda, fueron abordados por “Negão”, como es conocido un hombre que se presenta como uno de los empleados de esa hacienda.  “Negão”, que habitualmente mantenía conversaciones pacíficas con los indios, descendió de su caballo, golpeó a Teodoro en la cabeza y le dio una serie de cuchilladas en el rostro y cuello.  Los acompañantes consiguieron correr para salvarse. Cuando regresaron a la escena, Teodoro ya estaba muerto. Allí estuvieron junto al cuerpo hasta la mañana siguiente, cuando otros miembros de la comunidad fueron a su encuentro. El cuerpo fue llevado por la Policía Civil esa misma mañana a Paranhos y sólo pudo volver a la comunidad para ser velado al día siguiente, por decisión de la Corte Federal, y en contra la voluntad del propietario de la finca San Luis, una de las tres haciendas en disputa y donde sería el funeral.
La comunidad, de alrededor de 70 familias, no se siente segura. En total, relatan, son siete pistoleros los que trabajan para las tres haciendas del área. Los dos testigos oculares fueron escuchados por las autoridades que investigan la muerte de Teodoro, pero la comunidad tiene serias dudas de que haya habido una comprensión correcta de su testimonio, entre otros factores, por la dificultad de las mujeres para comunicarse en portugués.
“Cuando un indígena da un testimonio, es como si nadie hubiera visto, como si no valiera de nada”, comenta un miembro de la comunidad al contar que, a pesar de las denuncias, el asesino sigue en libertad y en el área de la hacienda, lo que hace la atmósfera más tensa.
La tensión regresó a la zona después de casi dos años de relativa tranquilidad. En 2009, durante el último proceso de recuperación de esta área tradicional, un ataque de varios pistoleros a la comunidad dio como resultado la golpiza de algunos indígenas y la muerte de los maestros Genivaldo y Rolindo. El cuerpo de Rolindo sigue desaparecido, y las investigaciones sobre los homicidios no han concluido. El asesinato de Teodoro aparentemente marca un nuevo período de conflicto. Dos días después de este crimen, un grupo de indios que salió a pescar se vio amenazado por al menos ocho disparos de balas de goma de los pistoleros de la hacienda de San Luis.
La comunidad todavía está tratando de entender el por qué del retorno de las amenazas. ”En cierto sentido lo están haciendo porque están perdiendo esta lucha. Están aterrorizados. Amenazan para ver si nos vamos, si abandonamos nuestras tierras. ¡Pero no nos vamos!”, asegura en una lectura de la situación uno de los miembros de la comunidad. Mientras tanto, los indígenas están a la espera de que la justicia y la ley vean por ellos ya que, en dos años, han perdido a tres de sus guerreros en la lucha por un derecho que les pertenece.
La noche del velorio fue de tensión en la comunidad de Ypo’i. Mientras hacía eco en la selva el sonido de los rezos de los que velaban el cuerpo brutalmente asesinado del guaraní, la comunidad permanecía alerta ante cualquier posible ataque a instancias de los propietarios de tierras que circundan el área recuperada. Teodoro sería sepultado conforme a lo dispuesto por los guaraníes: en su tierra ancestral. Amaneció y Teodoro pudo ser enterrado en los límites de la selva de Ypo’i por la mañana del sábado. Fue devuelto junto con sus antepasados, par​​a habitar de forma definitiva estas tierras y la selva a las que su espíritu estaba ligado. Unas horas después, una fuerte tormenta con viento y lluvia barrió la región. “Esa es nuestra arma y nuestra revancha”, concluyó un guarani-kaiowá entristecido.
* Los miembros de la comunidad colaboraron para la elaboración de este reportaje.
FUENTE: http://desinformemonos.org/

lunes, 28 de noviembre de 2011

Fidelidad - Silvina Ocampo

Fidelidad
Silvina Ocampo

Nadie sabía que éramos amigos. Nadie oyó los diálogos, ni vio las miradas que nos sirvieron de vínculo. Nadie sabía que año tras año nos citábamos, a mediados de la primavera, en la glorieta silvestre de las barrancas que daban al río, y que estas entrevistas duraban hasta el fin del otoño, y que año tras año, como sucede en los cuentos y en la vida real, hablábamos de las mismas interminables, íntimas cosas. No faltábamos jamás a las citas. Yo acudía a veces con un sombrero de paja sucio, cuyas alas pintaban sombras en mi cara ovalada; ella, con un reflejo alado en sus ojos parpadeantes. No sé bien de qué hablábamos, pero me aventuro a evocarlo: yo, de un anzuelo con carne cruda en la punta del hilo de una caña de pescar; ella, de un hormiguero importante, con túneles y edificaciones sólidas; yo, de una estatua de terracota y de un avión, y del avión a chorro; ella de las semillas que hay en la basura; yo, de las fornicaciones debajo de los puentes; ella, de los gusanos, de las almendras, de las flores violetas de los paraísos, del estiércol dorado; yo, de los zafiros, de las esmeraldas, de los rubíes del reloj. La muerte no nos separaba. La muerte no interrumpía el coloquio inalterable de nuestras voces. Sin embargo el tiempo
pasa, suele pasar a veces.
No me amas bastante —yo le decía—. A veces tengo que esperarte.
¿Qué es amar? —me preguntaba—.
Amar es una cosa siempre diferente —le respondía—.
¿Pero qué sabor tiene?. ¿Qué hábitos?.
Sabe a miel, a lluvia, a polvo, a barro, cuando llueve. Sus hábitos son múltiples, tan maravillosos como horribles a veces.
¿De qué te servirá?.
De nada.
¿Para qué quieres que te ame, entonces? —Para que podamos hablar—.
¿No hablamos?.
No hacemos otra cosa.
¿Entonces, te amo?.
Me amas, sin duda me amas.
Cuando llegábamos a proferir estas últimas frases, la noche invariablemente caía y el sueño nos tumbaba en nuestros lechos. A veces soñábamos el uno con el otro. No soñábamos con otras cosas. El sueño no nos separaba, tampoco nos separaba la muerte, ni el trabajo, ni las distracciones, ni la crueldad, ni la familia. Sin embargo el tiempo pasaba y como suele acontecer pasaba junto a la felicidad, rozándola, carcomiéndola como si no hubiera existido. El sombrero de paja cada vez más sucio, amarillento como las hojas encendidas de una fogata, se rompía; la glorieta se resquebrajó en sucesivas tormentas. Yo cambié de vestiduras y de costumbres. Casi podría decirse, de cuerpo. La ingratitud no es necesariamente pura.
Distraído, ya borracho, acudía al Night Club y acariciaba con la punta de los
dedos y de las miradas las alas de la amada ausente convertidas en otras alas, los ojos convertidos en otros ojos. ¿Se trataba de un ángel?. Una descripción
minuciosa nos ayudaría tal vez a descubrirlo. Unos pequeños espejitos en forma de rombos o de triángulos pegados a un tul azul eléctrico relumbraban en las noches; sobre esas capas consecutivas de tul se hallaba un corselete verdoso de terciopelo, cuya suavidad se asemejaba a los pétalos de las rosas; un acerado relámpago de lentejuelas repetidas al infinito, irisaba el contorno del ruedo de esa falda que se plegaba y se desplegaba al viento como dentro del agua las aletas de algunos peces, o algunas plumas de la cola, en abanico, del pavo real.
Se trataba del vestido de una mujer, y como ese vestido revestía un cuerpo creía que me había enamorado del cuerpo.
Todo el mundo oyó las palabras que nos decíamos (sólo la infancia mantiene secretos inviolados). Para besarnos, a veces nos demorábamos en los zaguanes, en los corredores, en los ascensores, para ocultar los proyectos que nos decíamos al oído. Todo el mundo sabía que éramos amantes y que nos encerrábamos en los cuartos de una casa amarilla, con las persianas cerradas, para escondernos.
No me amas bastante —yo le decía—. A veces tengo que esperarte, no compartes mi ansiedad.
¿Qué es amar?.
No me lo preguntes, el mundo está lleno de trampas. Amar es sufrir, pero también es la felicidad (o se le parece).
¿Para qué quieres que te ame si amar es sufrir y la felicidad es ilusoria?.
Para que hablemos. —¿No estamos hablando? —Sí.
Entonces, te amo.
Y dejaron de hablar. El vestido estaba sucio, roto, no brillaba en la noche.
¿Dónde estaban sus alas, sus espejitos? —Un día me olvidaste.
Nunca te olvidé. Amé tu recuerdo en un vestido —dijeron en la glorieta las dos voces que nadie oyó—.

CORREPI - La represión sigue siendo política de estado

ARCHIVO 2011 - La Represión sigue siendo política de estado
El 25 de noviembre, a las 18.30, CORREPI estará en Plaza de Mayo haciendo su presentación anual del Archivo de casos de personas asesinadas por las fuerzas represivas del estado.
Hace 15 años, el gobierno menemista, en la voz de Carlos Corach, intentaba deslegitimar nuestra denuncia sobre su política represiva y nos pedían “números, datos”.
Así comenzó la tarea de sistematizar la información. Pero como, para nosotros, nuestros pibes muertos no son ni “números” ni “datos”, la información del archivo acompaña nuestra tarea militante diaria de organización, de denuncia y de lucha.
Hoy, después de la reelección de un gobierno que se adjudica el rol de “defensor de los DDHH”, nuestro archivo sigue evidenciando números que contradicen de pies a cabeza ese discurso.
Sobre 3.393 personas asesinadas desde diciembre de 1983 a la fecha, 1.836 murieron en los 8 años de gobierno kirchnerista, casi 200 en los últimos 12 meses. Más del 50 por ciento son pibes menores de 25 años.
Además, el Archivo muestra que la práctica del gatillo fácil, la tortura y las detenciones arbitrarias son patrimonio de todas las provincias, todos los gobiernos y todas las policías y fuerzas del país. Desde las policías de los gobiernos “más reaccionarios” como el de Macri, que con su metropolitana, en lo que va del año, tiene 5 casos de gatillo en su haber, hasta la policía del “socialista” Hermes Binner, la policía santafesina, que vuelve a ocupar el primer lugar en cantidad de casos en proporción a la cantidad de habitantes de su provincia.
A estos datos, hay que agregar el recrudecimiento por parte del gobierno de políticas de persecución hacia los sectores organizados. La represión selectiva del kirchnerismo sigue manteniendo en sus cárceles a tres presos por razones políticas y criminaliza a quienes salen a luchar por salario, trabajo y mejores condiciones de vida.
La utilización de patotas sindicales y grupos de choque para dirimir conflictos gremiales o medidas de lucha han sido moneda corriente en este último periodo, como lo prueba el asesinato de Mariano Ferreyra.
Mientras el gobierno intenta despegarse de su responsabilidad de la represión, nosotros seguiremos denunciando y llamando a la organización frente a la represión. Porque lejos de ser una práctica del pasado, no sólo los números de nuestro archivo, sino la realidad, nos muestra que la represión sigue siendo política de estado, gobierne quien gobierne.
Mariano Ferreyra: de cómo la justicia cuida a los sicarios del estado.
Esta semana, la Cámara en lo Criminal confirmó el procesamiento de siete policías federales por su apoyo, el 20 de octubre de 2010, a la patota de Pedraza que asesinó a Mariano Ferreyra.
Los policías imputados son el ex titular de la Superintedencia Metropolitana de la Policía Federal Hugo Lompizano, los comisarios Luis Echeverría, Jorge Ferreyra y Luis Mansilla, el subcomisario Rolando Garay, el principal Gastón Conti y el suboficial Villalba. Esta causa es un desprendimiento de la causa inicial por el asesinato de Mariano. Es que la estrategia de la justicia y del gobierno es disimular su responsabilidad sobre lo ocurrido y, por supuesto, cuidar a sus sicarios. Por esto mismo es que estos siete policías, cuatro de ellos oficiales jefes, fueron procesados por “abandono de persona seguido de muerte”, es decir, por no haber prestado auxilio a las víctimas después del hecho, y no como partícipes del asesinato, cuando está por demás probado que no actuaron por “omisión” sino que fueron una pieza fundamental del plan criminal, custodiando a la patota, abriéndole el paso para que actuara, permitiéndole un escape seguro y, finalmente, destruyendo pruebas de su accionar.
Ya la jueza Wilma López desoyó el planteo que hicimos los querellantes en la causa para que se los impute como partícipes necesarios en la ejecución del homicidio calificado y homicidios calificados en grado de tentativa, delito penado con prisión perpetua. Ahora es la Cámara en lo Criminal quien confirma el procesamiento realizado por la jueza, responsabilizándolos por un delito menor, que no refleja su verdadera participación en el asesinato de Mariano. Como siempre, la justicia se encarga de cuidar a los sicarios del estado, o de darles el menor castigo posible, limpiando la responsabilidad que tienen, tanto la policía como el gobierno, en el asesinato de un luchador.
Cristian Ferreyra: Otra víctima de un crimen “nacional y popular”.
Asesinado por el agronegocio, Cristian vive, la lucha sigue”. Así tituló el oficialista diario Página/12 en relación al crimen de Cristian Ferreyra, el militante del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE) asesinado en Copo, Monte Quemado, cuando el 16 de noviembre, junto a otro campesino también herido, se resistía al desalojo.
Rápidamente, el periodista Darío Aranda (autor de la nota), salió a denunciar al diario del gobierno, porque le censuraron la explicación del crimen que realiza el Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI). Concretamente, Aranda dijo que le “podaron” el siguiente párrafo: “El MNCI donde militaba Ferreyra enumeró cuatro niveles de responsabilidad: el modelo agropecuario, el gobernador Zamora, el Poder Judicial de la provincia y el Gobierno Nacional. Desde la puerta de la Casa de Santiago del Estero en Buenos Aires, el vocero del MNCI Adolfo Farías fue explícito: hacemos público que vamos por el gobernador, es el responsable de las represiones”.
¿Qué evidencia este pasaje censurado de la crónica periodística, a manos de un medio oficialista?
¿Cómo se compadece este silenciamiento de la víctima en un medio del gobierno autodenominado de los derechos humanos?
Como en el caso del otro Ferreyra, Mariano, estos crímenes se inscriben en el método de la represión tercerizada para defender, desde el estado, los intereses de los empresarios.
Que el “modelo nacional y popular” se asienta en los pooles sojeros, nadie puede negarlo: desde los Grobocopatel, Monsanto y compañía, hasta empresarios locales al estilo del asesino Jorge Ciccioli, responsable directo del crimen de Santiago del Estero).
Al amparo de las direcciones estatales de tierras, las policías provinciales y el propio poder judicial, las prebendas y privilegios que estos asesinos-socios del gobierno ostentan, han servido para consolidar el negocio de la sojización, con el que forma caja “el gobierno nacional y popular”.
Es que negocios son negocios, como lo explicara la propia presidenta, cuando, tiempo atrás, recibió a Pueblos Originarios reacios a su cooptación, aunque haya que decretar zonas liberadas, desalojos compulsivos ilegales e ilegítimos, cajoneo de múltiples denuncias e impunidad para el matonaje.
En esta lógica se inscribe el disparo mortal sobre Cristian Ferreyra. Como en el asesinato de Mariano, donde los intereses de los empresarios ferroviarios se contraponen con el de los trabajdores tercerizados, en el caso de Santiago del Estero, son los intereses de la burguesía sojera contra los del campesinado.
Y en ambos, el estado habilita el crimen y lo delega, tercerizando su participación y protagonismo. Para eso, necesitan socios como empresarios asesinos, gobernadores o burócratas sindicales afines, jueces, fiscales y policías convenientemente adiestrados tanto para la comisión como para la omisión, patotas prestas a actuar, y siempre, siempre, un diario que tergiverse un crimen de la burguesía.
Corcovado y Luis Bolaño: la justicia en evidencia.
Esta semana presenciamos dos fallos judiciales que muestran sin disimulo el rol del aparato judicial como garante de la impunidad de los represores de cada día. Dos casos en los que las pruebas demuestran una cosa, y el fallo dice lo contrario.
En marzo de 2009, Corcovado, Chubut fue sitiado por la búsqueda de un prófugo. El GEOP (Grupo Especial de Operaciones de Policía), junto con otras reparticiones de la policía provincial, invadió el pueblo. Allanaron violentamente más de 20 viviendas, asesinaron a Wilson Bustos, dejaron parapléjico a su hermano Marcos, y hasta hoy sigue desaparecido el adolescente Luciano González. Hasta tomaron la radio zonal para que no se difundiera lo que sucedía.
Luego de la denuncia de las víctimas, la fiscalía amagó con la calificación de tortura, y de delitos de lesa humanidad, pero todo terminó con una tibia imputación por “excesos y abusos”. Se decidió acusar solamente al comisario Miguel Gómez, jefe del GEOP, y a ninguno de sus subordinados ni a los otros sectores de la fuerza policial que intervinieron. Tras casi tres años de espera, en estos días se conoció la sentencia, que causó asombro e indignación en Corcovado: lo absolvieron.
Los jueces decidieron, basándose en impresiones personales, y no en una base probatoria concreta, que probablemente los recuerdos de los habitantes de Corcovado “se vean mezclados por apreciaciones escuchadas, por un ataque que sintieron como aditamento de desgracias como la muerte de un integrante de la familia y otro gravemente herido”. Por otro lado, sobre lo actuado por los subordinados del comisario Gómez, concluyeron que “seguramente” no habrían sido decididos por él, y resultaron “excesos del personal policial”. Personal desconocido, por cierto, ya que no existe listado del personal policial que participó del operativo durante esos días.
Es decir, de la terrible semana que vivieron los habitantes de Corcovado no existe ningún responsable, ni material, ni político.
El otro fallo fue en el juicio por el asesinato de Luis Bolaño, en Grand Bourg, Buenos Aires, el mismo mes de marzo de 2009, por el vigilador privado Juan Pablo Rodríguez. Como hemos informado, Luis, un chico discapacitado mental y motriz, volvía a su casa cuando Rodríguez le disparó a matar. La historia del vigilador es que Luis era un delincuente armado y violento. Las pruebas, por su parte, muestran que Luis no hubiera podido siquiera sostener un arma, ya que tenía la “mano en garra” y el brazo atrofiado, aparte de que la supuesta arma nunca fue encontrada en la escena.
Esta semana, el tribunal oral nº 2 de San Martín condenó al vigilador de la empresa Clave seguridad SRL, contratada por la Municipalidad de Malvinas Argentinas, a la pena de dos años y diez meses de prisión, por supuesto que sin ir preso.
¿Por qué? Porque, según los jueces, como Luis, desorientado, caminó erráticamente para un lado y parta otro, en un lugar donde eran frecuentes los robos a mano armada, el vigilador pudo equivocarse, y creer que debía defenderse. Así, aplicaron la tesis de un “error en el ejercicio de la legítima defensa”, no sin aclarar que, después de todo, “…fue la propia acción de Bolaño la principal provocadora del error”.
Así como la policía es el brazo represivo del estado, el perro guardián de los poderosos, y su función es la de reprimir al pueblo, el aparato judicial es el que se encarga de defenderlos a ellos. La justicia no está en los tribunales, se consigue con organización y lucha.
Detenciones arbitrarias: la gran herramienta de la represión preventiva.
El diario La Voz del Interior de la provincia de Córdoba, informó, la semana pasada, que una mujer policía denunció que su jefe, el comisario de una seccional de la ciudad, porque obligaba a todos los policías a hacer detenciones sin motivo alguno para elevar el número de las estadísticas de la comisaría.
El comisario llevaba una planilla con los nombres de sus subordinados, y las cantidades de detenciones realizadas. Y también colgaba un cuadrito con las fotos de los verdugos más eficientes, al estilo del “empleado del mes”.
Esta es la política que CORREPI viene denunciando desde que existimos. Las detenciones arbitrarias, en Córdoba, Buenos Aires, Salta o Santa Cruz, son política de estado. Para garantizar la “seguridad” de los ricos, los asesinos de uniforme detienen arbitrariamente a todo pibe de barrio por pura pinta. Así lo vemos a diario en las calles del país, cuando la policía pone contra la pared y cachea a los pibes que andan vestidos con ropa deportiva y gorrita.
En el año 2003, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), en la sentencia del Caso Walter Bulacio, ordenó al estado argentino derogar todas las normas y prácticas que habilitan detenciones arbitrarias. Sin embargo, en Córdoba, como en todo el país, siguen existiendo, al amparo legal de los Códigos de Faltas o Contravenciones y las facultades para detener personas en averiguación de antecedentes. Ni hablar de las prácticas que ni siquiera están normadas, como las razzias y las requisas que hace la gendarmería en los colectivos que entran y salen de la ciudad de Buenos Aires.
El estado argentino jamás va a cumplir con el dictamen de la Corte IDH porque se quedaría sin una de sus armas más elementales para controlar a los sectores más empobrecidos de la sociedad.
En un escaparate de sinceridad, el diario cordobés publicó: “El Gobierno argumenta que la detención no es una pena, sólo una medida preventiva, y que no se podría responder a las demandas de seguridad y a las denuncias de la sociedad…”. Es verdad, las detenciones arbitrarias son una herramienta de represión preventiva imprescindible para garantizar las demandas de seguridad de los explotadores.
Otro burócrata de la UOCRA integrante del batallón 601.
En el Boletín Informativo Nº 616, de julio de este año, denunciamos la participación durante la última dictadura militar del secretario general de la UOCRA, como personal civil del batallón 601, donde realizaba tareas de inteligencia.
A principios de este mes, el SITRAIC (sindicato de trabajadores de la construcción y afines) denunció otro nombre más. Séquito de Gerardo Martínez por más de 20 años e integrante de la Triple A, Raúl Alberto Leiva (DNI 12.622.342) aparece a foja 46 y con número de orden 2474, en la nómina oficial que el Ejército Argentino entregara en 2010 a la ministra Nilda Garré.
En dictadura, entregaron compañeros a las manos del ejército. En “democracia”, son los mismos burócratas los que ejercen la repreisón. Los que muelen a palos a los trabajadores que se organizan de manera independiente, los que mandan a matar en las movilizaciones, como sucedió con Mariano Ferreyra, los que amenazan, los que amedrentan. Los que lavan la cara al gobierno, que terceriza la represión en estas patotas sindicales para sostener su discurso de “defensa de los DDHH”.
En dictadura o en “democracia”, el objetivo es el mismo: mantener callados a los que se organizan y quieren cambiar este orden nefasto de las cosas.
Viernes 25, 18:30, Acto en Plaza de Mayo (Archivo 2011): La fuerza de la represión para profundizar el modelo de explotación.
- Los sábados a las 18:00, escuchá la columna de opinión de María del Carmen Verdú en el programa Leña al Fuego, del periodista H. Schiller, por Radio Porteña, AM 1110, www.radiodelaciudad.gov.ar , tel. 5371-4600, Sarmiento 1551, 9° piso. Entrada libre y gratuita.
- El tercer sábado de mes, cada dos meses, a las 16:00, escuchá el espacio de CORREPI en el programa Rebeldes Stereotipos, por FM La Tribu , FM 88.7, o en www.fmlatribu.com.
- Lunes por medio, a las 11:00, escuchá el espacio de CORREPI en el programa En Otras Palabras, por FM En Tránsito, FM 93.9, o en www.fmentransito.org.ar.


¡Buscanos en www.facebook.com/correpi !
Comunicate con nosotros para colaborar con CORREPI.
Visitá nuestro local en Carlos Calvo 2499 y Alberti, Monserrat.
CORREPI
Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional
Ciudad de Buenos Aires • Argentina
correpi@fibertel.com.ar