martes, 22 de diciembre de 2015

MAS INELIGENTE SOY YO

Hastiado de oír que el que saca diez es el mejor; empiezo en principio a preguntarme…
¿Quién es el mas inteligente?
¿Quién evalúa?
¿Con que criterios?,
¿Es acaso aquel que ante una ecuación múltiple responde certeramente?
¿Será más inteligente quien calcule matemáticas en una ínfima fracción de segundo?
¿O el que interpreta la historia y dispara como bala algún capítulo leído en algún vademécum?
Palpar la vida y la muerte revelan imágenes incógnitas.
Por ese latir de tumbar o enmudecer marcha la conciencia.
No es mas, ni es menos
Ni aquel, ni este
ni el ayer o el ahora
Ni aquel rostro
ni su calamidad
¿Quién es el mas inteligente?
y encajo un dedo en la nariz
desentierro un moco
y aseguro…
MAS INTELIGENTE SOY YO

IMAGEN

IMAGEN
Mario A. Alonso

Cuando amaga la tarde brotan nubes
en el poniente el sol las licua en siete colores
se asombra la pupila 
colecciona imágenes utópicas 
es el matiz que por estos rincones 
se ensaña 
ignora el nativo su principio 
venera esa luz que fluye desde el cosmos 
momento fugaz en el recuento del año 
quienes advierten la luz recogen el retoño 
del rayo que llega. 
Tornasoles creciendo reino celestial 
olvidado por tantos 
quien no puede ver no siente el lamento 
del planeta que sueña 
aunque no entiendas el mensaje 
de la vida un reflejo 
en tu pupila llegará… 
y el será final .

jueves, 29 de octubre de 2015

NOCTAMBULO

Bueno sería que no sientas

al gato aullando sin parar

que sea fantasma por hoy

se detenga la noche

que te espere

sería bueno

un desafío la cordura

en medio de tanta pulcritud

un espacio racional

lucidez en el seso

luz que detenga el filo

mordaz acero

el corazón se opone.

NOCTURNO DE CELEBRACION

Una birome que no funciona

Un gol atravesado en la garganta

Un perro que impunemente

Se coge los almohadones de la casa

Después solo música y amigos

Hasta la despedida.

La pluma descansa

Hemos perdido

El perro coge

creyendo que el trapo siente

Y en silencio

solo

Busco abrigo.

jueves, 22 de octubre de 2015

Tempestades

Dispara fuego el cielo
Son dragones
Viento y lluvia serán.
Oculta la luna se agazapa
No es ella la luz esta noche
Espinas de agua
Lastiman la carne
Mitigan la bulla
Llega mojado
Espera refugio
Otra ternura.

domingo, 18 de octubre de 2015

ESTAR CONTIGO

ESTAR CONTIGO (Creo que zamba)
Mario A. Alonso

Es casi espiritual estar contigo
tenerte cerca siempre es un motivo
y cuando extraño tu palabra
te convido a venir con la guitarra.

Amigo es que en tu voz
suenan las voces de mi historia
y aunque no entienda lo que pasa
el corazón galopa en la añoranza

Tu voz derrama gratitud y pinta el mundo
que ya viví y en un segundo
me llena el alma de nostalgia
siento vivir una ilusión

Venga amigo cantemos
en medio de los vinos la palabra
usted ha sido responsable
de agitarme el amor y la añoranza

Desafinado grito
que usted comprende
porque sale del alma
tan de repente.

sábado, 18 de julio de 2015

GARÚA

GARÚA

Mario Ángel Alonso

Llega con ruidos la garúa
aumenta y baja la presión
en la cabeza y los oídos
es aguacero
hasta los músculos del brazo
los del cuello y las piernas
se vuelven chubasco
el sonido oprime
y otros ruidos
en la reposada melancolía
fragmentan el corazón
rompen entretelas tenues
entre la vigilia y la desidia
no llueve a cántaros
se inunda el alma.

lunes, 13 de abril de 2015

Eduardo Galeano sobre la muerte - A modo de despedida

A MODO DE DESPEDIDA

¿Qué es la muerte para usted ?

Depende de la hora del día. A veces me angustia. A veces le tengo miedo. A veces me resulta indiferente, y otras veces, las más frecuentes, creo que la muerte y el nacimiento son hermanos. Que la muerte ocurre para que el nacimiento sea posible. Y que hay nacimientos para confirmar que la muerte nunca mata del todo.

¿Le temió a la muerte en el momento de su enfermedad?

No. Ya habíamos tenido otros encuentros. Estamos acostumbrados, somos íntimos.
……………

Eduardo Galeano sobre la muerte - Publicada en la Revista Ñ, sábado 19 de abril de 2008.
_________________________
Por ahí nos encontramos seguramente. (M.A.A. - 13/04/2015)

jueves, 2 de abril de 2015

Muchacha - Armando Tejada Gómez

HOMENAJE

Muchacha
Recuérdame esta noche y nómbrame en tu idioma,
amor mío, muchacha, territorio de pájaros,
nómbrame en las ciudades donde trepas los trenes
con la amapola herida de tu vestido diario.
No conozco tu nombre, pequeñito y apenas,
tu mínimo poema de una sola palabra,
pero voy pronunciándote cuando digo esperemos
o cuando me transitas hacia dentro del alma,
porque sé que tus rostros tienen un mismo rostro
y tu sonrisa un aire de pétalo del aire,
conozco, sé tu modo de salvarnos la vida,
vencedora inmutable, con un niño en la sangre.
Yo te he visto muchacha plural, en las ciudades,
gastándote la magia con la prisa del alba.
Las oficinas públicas, públicamente áridas,
la tienda estrepitosa, la planilla a mansalva,
esas fábricas rojas de devorar, el sueldo,
lamentables rutinas de alquilarte hasta el sábado
y tú, tu nuca tibia, trizada luz, flor pálida,
resistes esa estrecha disposición de enanos
apoyada en tus sueños como en una ventana.
Y el moscardón horario zumbándote el absurdo
para matarte adentro la condición de pájaro.
Las ciudades son turbios demagogos, son esas
celestinas anónimas de la moda, sensuales
como una gelatina de sexo pegajoso,
espesas son, a gotas, turbiamente sensuales.
Las ciudades son fríos hoteles transitorios.
Debe se espantoso morir en las ciudades.
Porque no han hecho nada por amor, tantas cosas,
porque no figurabas en los planos, muchacha.
Y ya has nacido risa, has nacido tumulto,
has nacido de pronto con un golpe de alas.
Y ahora que has venido, que ya estás, que has llegado,
hay que cambiarlo todo, decir amor y amarnos,
clausurar las planillas, postergar las ganancias,
ahora que has llegado con tu fragante risa
qué han de hacer los señores de destino contable. . .
En horas de oficina, bajará mi poema,
a decirte en la oreja: territorio de pájaros. . .
Pero sigue guardando flores en la cartera,
la última dulce carta, un poema de Pablo,
sigue guardando signos de combatir el moho,
subversivos panfletos de construir la esperanza.
Muchacha, estrella nuestra, amor en todas partes,
los poetas cantamos para tu pie desnudo,
para tu sangre diaria,
porque somos la vida y esa sonrisa tuya,
nada más que la vida,
la vida y tú,
muchacha…

Por Armando Tejada Gómez de la publicación de EL COMBATIENTE N°64















sábado, 21 de marzo de 2015

Ahora

AHORA

Mario A. Alonso

He descubierto la vida, al niño que me acompaña cuando me encuentro perdido.
Está siempre a mi lado, soy yo mismo cuando chico.
Lo sé ahora, en este momento en que ese crío a mi lado me empuja a escribir sin soltarse de mi mano, y ahí voy, con las discordancias de aquel que fui, que sigo siendo.
El viento agita suavemente un mándala y las piedras que cuelgan de él golpean una botella; siento el viento en el sonido y en el frío las voces de la montaña.
Se que estoy vivo porque las hojas del olmo que plantó mi viejo suenan como campanas, y el niño aquel sonríe, porque en el retumbo arrastra el viejo trepidar de los eucaliptos y los plátanos bonaerenses, comprendo entonces que estoy existiendo.
Desenredar el actual ovillo de sensaciones y vivencias no es sencillo.
Intuyo que voy hallando la punta de esa madeja.